Reseña de Al Faro de Virginia Woolf

Reseña del onceavo libro para sesión de comentario virtual.

Advertisements

Reseña escrita por Damaris Neyra

Al faro es sin duda uno de los libros más difíciles que he leído. Difícil no en cuanto a que la historia sea sumamente compleja o avanzada; o, en cuanto a que el lenguaje sea muy elevado o especializado. Lo engorroso de la historia, creo yo, está más bien determinado por el ritmo y estilo de la narrativa que es bastante lento y hasta tedioso en partes.

La novela en sí, más que una historia cuenta dos momentos muy específicos pero separados en el tiempo dentro de la vida de la familia Ramsey. Durante estos instantes las acciones no son realmente importantes y casi podría decirse que más bien son escasas, además de que pasan en segundo plano, haciendo parecer que la historia nunca avanza.

Mientras tanto, por otro lado, lo principal son los pensamientos, sentimientos y/o reflexiones de los personajes ante las situaciones que se les presentan o ante las interacciones que tienen con los diferentes personajes que habitan la casa de verano en dónde se ambienta la novela.

En esta historia la mayor parte de los diálogos son internos a los personajes y son además sumamente introspectivos.

La historia se ambienta en una casa de verano en una isla escocesa dónde se encuentran reunidos la familia Ramsey y diversos amigos y colegas. Aunque hay una narradora principal en la historia, la trama es acompañada con las voces de los mismos personajes quienes describen sus sentires o pensares.

El libro se divide en tres partes, la primera de ellas es la más densa ya que se encarga de introducir a todos los personajes con sus respectivas luchas internas y formas de ver e interpretar la vida y lo que les rodea.

En lo particular me costó bastante trabajo seguir la historia durante esta primera parte debido a que entre tanta introspección se me complicaba seguir el hilo de quien estaba “hablando” en determinado momento y por tanto en muchas ocasiones tuve que regresar a la parte de la acción para poder seguir; y entre tanto ir y venir dentro de la historia la lectura se tornó un poco tediosa para mí. Pero bueno, si no tienen problema con esto y se les facilita seguir las secuencias complejas seguramente no tendrán inconvenientes con la lectura.

La segunda parte del libro es realmente muy breve y fácil de leer, sobre todo después de haber terminado la primera. Su único propósito es denotar el paso del tiempo en la historia y describir a grandes rasgos qué es lo que ha pasado con los personajes durante ese lapso de tiempo para que podamos entender quiénes son los personajes ahora y cómo han llegado hasta ese punto. Es una especie de flash-forward al presente de los personajes y de la casa de verano.

La tercera y última parte en lo personal fue la parte que más me gustó. La verdad es que la disfrute mucho porque para este punto por fin había logrado adaptarme al ritmo y estilo de la narrativa, y también en parte porque en este punto predominaban menos voces y como no tenía que preocuparme tanto por seguir el hilo entonces fue cuando realmente pude apreciar profundidad y belleza del estilo de Woolf.

De la historia en si podría parecer a simple vista que no pasa nada, ya que todo el libro gira alrededor de un solo día en la cotidiana vida de una familia respetable y acomodada, pero lo interesante no son los eventos que suceden sino la forma en que se reflejan los personajes y sus formas de entender la vida. Y sobre todo, lo interesante es cómo esta familia de los principios de los 1900 aún se parece tanto a muchas familias modernas.

Woolf se encarga de describir sutilmente los roles marcados por el género que sigue cada uno de los personajes. En la historia los hombres son temperamentales y requieren validación constantemente además de ver a las mujeres como inferiores a ellos, no por nada una frase recurrente, y que una de las mujeres repite constantemente, casi como mantra, es “las mujeres no saben ni pintar, ni escribir”. Mientras tanto el valor de las mujeres depende, en gran medida, de su relación con los hombres.

Sin duda un libro maravilloso que vale la pena ser leído y analizado a profundidad.

Al Faro de Virginia Woolf

Selección número # 11. Libro del mes de Enero 2017.

Libro: Al Faro
Autor: Virginia Woolf
Género: Literatura Universal, Novela, Modernismo
Para leer: Enero 2016
Sesión de comentario presencial: Viernes 3 de Febrero
Sesión de comentario virtual: A partir del lunes 6 de Febrero

“En Al faro, Virginia Woolf sumerge al lector en la espesura de la memoria, donde el tiempo pierde toda dimensión, como en un sueño. Más que retratar a sus personajes, busca atrapar a través de su prosa ese espacio impreciso entre la inmovilidad extrema y la vorágine interior, es decir, ese mundo inasible de los pensamientos, que es la conciencia, donde se diluye y al mismo tiempo se construye la propia realidad. Se trata de una novela emblemática del modernismo, en la que la escritora británica, como en gran parte de sus obras de ficción, antepone la introspección filosófica por encima de la trama, rompiendo los esquemas narrativos de su época e introduciendo imágenes sugerentes propias de la poesía para capturar la frágil y fugaz percepción sensorial del presente que se escapa silenciosos con el transcurrir de la vida.”

gandhi.com.mx