Reseña de La Familia Mumin en Invierno de Tove Jansson

Reseña del veintavo libro para sesión de comentario virtual.

Advertisements

Reseña escrita por Damaris Neyra

 

La verdad se me hace un poquito complicado escribir sobre los Mumis por la misma razón por la cual no me decía a elegir un libro de ellos, jaja, pero siento como que si lo pienso mucho nunca escribiré nada entonces haré mi mejor esfuerzo por decirles rápidamente un poco sobre este libro que leímos en octubre.

                Pues, primero que nada, la verdad es que soy fan de los Mumins desde pequeña. Crecí viendo una serie noventera de ellos que salía en el canal politécnico. La que yo veía era una adaptación española de la serie japonesa.

Mas tarde, cuando me mude a Ciudad Juárez, siempre que alguien hablaba sobre caricaturas de la infancia yo mencionaba a los Mumins y nadie sabía de qué hablaba y todo mundo me tachaba de loca; parecía que acá nadie los había visto y en ese entonces el internet no era tan sofisticado como ahora, jajaja. Entonces por años me quede la idea del recuerdo de mi infancia, pero no tenía con quien compartirlo, ni como verificar su veracidad.

Luego hago un flash-forward a unos años atrás cuando alguien descubrió que ya habían subido cosas de los Mumins a youtube y tuvo la amabilidad de informarme. Para ese entonces ya me había rendido con la posibilidad de encontrarlos de nuevo y ya casi los había olvidado por completo, antes hasta me sabía diálogos completos de la serie, pero ahora se habían reducido a reminiscencias de mi pasado. Pero como era de esperarse, con nuestro reencuentro renace mi curiosidad por los Mumins.

Entonces comencé a indagar y descubrí que se trata de una serie de libros infantiles de una autora Finesa, pero pasaron aún muchos años entes de que pudiera por fin leer el primer libro de los Mumins, “La Caída del Cometa”; y hasta la fecha, solo he leído 3 de los libros incluido este que acabo de leer junto con ustedes. O sea que mi proceso de acercamiento a los Mumins ha sido lento, en parte porque no son tan fáciles de conseguir los libros y en parte porque siento que me da un poco de miedo leerlos, si alguna vez han visto ya de adultos una serie que amaban en su infancia sabrán a que me refiero con esto.

Lo que quiero decir con todo esto es que de entrada mi juicio sobre los Mumins se ve un poco afectado por la nostalgia y por la añoranza que por muchos años tuve de encontrar a estos curiosos personajes y descubrir o descifrar sus misterios.

Pero bueno, ya hablando sobre los Mumins en general, lo que más me gusta de ellos es que todos los personajes tienen personalidades bien definidas y que son muy diferentes entre sí, entonces de entrada creo que, en los personajes, si no te vez reflejado a ti mismo entonces puedes ver reflejadas a personas que te rodean o que has conocido alguna vez. Con respecto a las historias otra cosa que me parece sumamente interesante es la relación entre los personajes, así como la relación de ellos con lo que les rodea; y bueno, Mumin en el invierno no es la excepción.

La historia se desarrolla en un invierno en el que Mimin despierta antes de tiempo y mientras toda su familia hiberna, él se las tiene que arreglar para pasar el desconocido invierno. Lo que me gustó y no me gustó a la vez de este libro es que por lo mismo de la trama principal casi no salen los personajes que yo recuerdo, son más bien personajes inusuales, y la historia en general creo que le falto un poco más trama o acción, pero nada que afecte mi percepción de los Mumins. Sigue siendo, en esencia, los mismos y entrañables personajes e historias.

Como ya decía algo que se me hace bien particular e interesante de las historias de los Mumins es como se relacionan entre ellos. Los personajes siempre, o casi siempre, conviven en tranquilidad y armonía y no hacen distinciones de género o edad, sino que más bien se juntan en base a afinidad o utilidad para X o Y acción que se requiera hacer en el momento. No es como en los libros clásicos de niños en donde los niños tienen aventuras a la sobra de los adultos, en el mundo de Mumin los adultos respetan y consideran a los niños sus iguales o similares, lo cual a veces hace que pierdas de vista quien es quien dentro de las historias ya que no es algo realmente común. De igual manera algo interesante es que los personajes tienen una relación estrecha con la naturaleza y lo que les rodea y son respetuosos con ella, pero bueno, eso no significa que no te puedas sentir un poco abrumado con el frío invierno y la interminable nieve como le pasa a Mumin.

Ya para finalizar quería decir que cómo pasa en el libro del principito, algo también interesante es que es fácil ver que si lo lees cuando eres niñx entiendes la historia de una forma, pero cuando eres adulto entiendes muchas otras cosas más. En el caso de esta historia algo que me gustó mucho fue la parte del perro triste que no podría vivir por pasarse la vida soñando con ser un lobo. Esa metáfora me pareció sumamente bella y creo que es algo que de pronto nos pasa a todos en algún punto de nuestras vidas. Algunos somos más soñadores que otros, pero en general creo que es sumamente común esa añoranza por tener/ser/querer/etc algo más, y a de pronto te das cuenta que has dejado de vivir o que no has apreciado lo suficiente lo que tienes por esperar ese “algo más” o “mejor”, etc.