Reseña de Paprika de Yasutaka Tsutsui

Reseña del noveno libro para sesión de comentario virtual.

Si ya leyeron mis reseñas pasadas o los sumarios de las sesiones quizás se den cuenta que dentro de lo posible trataba de no poner nada sobre la historia en si para no arruinarlo con spoilers para los que no lo habían leído aun. Pero se me ha ocurrido que se supondría que si llegan hasta acá es porque si lo leyeron, así que ya no trataré de reservarme los detalles, por lo cual están invitados a seguir leyendo solo bajo su propia reserva.

Paprika es un libro de ficción bastante interesante. Cuenta la historia de una clínica japonesa de psiquiatría  dedicada a la investigación. Tal como las instituciones reales, el “Instituto de Investigación Psiquiátrica” del libro, está conformado por diversas personas: científicos, psiquiatras, personal administrativo, etc. Lo que pone en movimiento a la trama es la lucha de poder que se da dentro de la institución entre los altos directivos/investigadores.

Dividiendo el libro en tres partes arbitrarias debo decir que la primera parte del libro me pareció un poco tediosa. Toda la parte donde se introducen los personajes y la premisa de la historia se me dificulto leerla porque sentía que demasiados personajes entraban en escena, y cómo aun no sabía quién iba a ser importante y quien no, trataba de seguirle el hilo a todos pero solo lograba confundirme con tantos nombres y apellidos inusuales para mí. Incluso debo admitir que para poder seguir la pista de las primeras páginas tuve que recurrir a anotar los nombres de las personas que se iban mencionando (cosa que comencé a hacer cómo después del capítulo 3, luego que me di cuenta de que no podría seguirle la pista a todos) así como pequeñas anotaciones que de momento creí pertinentes para poderles seguir los pasos.

La segunda parte del libro, una vez que ya sabes quién es quién y una vez que las cartas se han puesto sobre la mesa, me pareció sumamente interesante. La premisa principal del libro es que en el instituto se ha inventado un aparato que permite a los terapeutas meterse en los sueños de los pacientes, este aparato se usa con motivos terapéuticos en personas con esquizofrenia o problemas psiquiátricos particularmente fuertes. El problema surge cuando las nuevas versiones mejoradas y más potentes de dichos aparatos son robadas e inmediatamente después comienzan a suceder eventos extraños.

El libro te da mucho material para que puedas imaginar bien a los personajes en las situaciones en las que se van desarrollando, y como al verse involucrados los sueños se torna particularmente interesante y se convierte muy pronto en uno de esos libros que no puedes dejar de leer.

La tercera parte, que es la del desenlace, de nuevo me pareció un poco tediosa. En lo particular siento como que el autor se pasó hizo un buen cimiento del libro al principio y desarrollo un conflicto de la historia muy bueno, pero llego un punto en el que al final ya no supo cómo terminar y al final se quedó un poco corto. De nuevo, es mi opinión muy personal.

Sobre los detalles de la historia debo decir que al comienzo me parecía muy interesante que la protagonista fuera una mujer muy bella que aparte es una prominente psiquiatra, pero luego comenzó a molestarme un poco porque de pronto me comenzó a parecer como que el personaje era mujer para fungir de alguna manera como fetiche. No por nada el alter ego del personaje se describe como una Lolita y no por nada se menciona tantísimas veces durante la historia la belleza de ambas (Atsuko la psiquiatra y Paprika su alter ego).

A parte me pareció un poco sospechoso que, sin incluir a Atsuko/Paprika, todos los personajes principales de la historia (hombres en posiciones de poder) se “enamoraran” de Atsuko, y Atsuko de ellos. Y más sospechoso aún me pareció el hecho de que Atsuko tiene relaciones sexuales con los personajes principales que no eran los villanos. Sentí como que esos hechos eran en cierta forma una comprobación de que Atsuko/Paprika fue creada como objeto de fetiche más que como una heroína de la historia, y bueno, no es que eso sea particularmente mal, pero siento como que el personaje hubiera dado para mucho más que para lo que termina siendo.

Respecto a la relación de Atsuko con sus contrapartes masculinas hubo una parte que me pareció un tanto perturbadora, la parte en dónde Osanai intenta abusar sexualmente de Atsuko la verdad no supe que pensar de eso. Me indigno un poco que Atsuko terminara por ceder y “justificando” la escena por la hermosura de Osanai y con que quizás si tenga sentimientos por él. Lo que salvo a la escena es que al final Osanai no pudo concretar nada. Pero igual me quedan dudas y sentimientos negativos con respecto a esto.

Ya por último, para no extenderme tanto, otra cosa que me molesto un poco del libro parecía estar justificado de una forma que parecía creíble y/o plausible dentro de la lógica del mundo del libro, pero la parte en dónde los sueños se comienzan a mezclar con la realidad y la parte en dónde comienzan a cruzarse elementos físicos entre ellos me pareció que no estaba bien sustentadas, aunque igual y dependiendo de lo que entendieron por el final puede que tenga o no sentido todo, jajaja, ustedes dirán.

Conclusión, aunque tiene sus cosas que no me gustaron creo que viéndolo como un todo me parece un libro bastante bueno que disfruté bastante. Me pareció muy interesante y original en muchos sentidos y la parte del desarrollo de la historia es definitivamente un excelente thriller de esos que no puedes dejar de leer sin importar que hora sea o cuánto tiempo llevas leyendo.

Sumario general de la sesión de comentario / Reseña de Jane Eyre de Charlotte Brontë

Sexta sesión de comentario.

Hola mis queridos humanos lectores,

Si lo han notado he tenido problemas últimamente para estar al corriente con esto, de antemano una gran disculpa por ello, la verdad es que he algunos problemas personales que me han mantenido un tanto ocupada  en otras cosas y fui dejando un poco de lado esto. También creo que no me ha ayudado mucho el sentir como se ha ido acabando poco a poco la conversación y participación. Pero bueno, admito que no es justo para lxs fieles seguidores del club (aunque sean muy pocos). Además desde el inicio dije que solo abandonaría el proyecto cuando me quedara completamente sola y eso aún no ha pasado, así que pues no queda más que seguir. Por cierto, si alguien quisiera ayudar mientras me aliviano un poco, no me enojo, eh, ustedes nada más digan.

     En fin, sobre lo que concierne en realidad este post. El sexto libro del club fue Jane Eyre. Creo que sin lugar a duda ha sido el libro en el que más hemos concordado, sin embargo, también creo que gran parte fue porque es más fácil acordar entre 3 personas que en grupos más grandes, pero quien sabe, igual no lo sabremos hasta que comiencen a comentar aquí.

  Sobre el libro todos concordamos en que en general nos gustó bastante aunque tuviéramos reservas con respecto a ciertas cosas en él. También coincidimos en que el personaje de Jane es un personaje magnifico (sobre todo considerando la época) y en comparación, los demás personajes del libro, pudieran parecer un tanto sosos e incluso irritantes.

     Y bueno, honestamente es todo lo que recuerdo con certeza ya que fue hace bastante tiempo (tengo que comenzar a grabar las sesiones, ja ja ja). Así que ya mejor les doy mi reseña personal, de igual forma si mi memoria no me engaña en técnicamente todos los puntos coincidimos ya sea unos u otros. Así que veamos que sale.

     En lo particular creo que la historia en sí, es bastante bonita. De pronto me parecía un poco como una novela en el sentido más moderno de la palabra por todas los plot twist que se me hacían hasta un tanto ridículos, como por ejemplo la casualidad que justo la hubieran acogido sus primos por mencionar algo. Sin embargo, estoy consciente de que juzgar como clichés sería injusto y realmente no tendría sentido considerando la época en la que la autora escribió la novela. Como dijo creo que Anaid, los cliches, son cliches por algo y en la época en que salió Jane Eyre seguro estaban lejos de serlos.

     Un poco continuando con lo del contexto dentro del cual surge la historia, en general el personaje de Jane Eyre me pareció fantástico. Jane está bastante adelantada a su época en muchos sentidos, desde pequeña tiene consciencia clara de quién es y a lo largo de la historia se ve el desarrollo personal e intelectual del personaje. Lo que más me sorprende de Jane es su capacidad para cuestionar y confrontar las cosas, acontecimientos y hasta a las personas que la rodean sin salirse nunca de lo “aceptable” o “respetable” por lo que en realidad no sé le puede juzgar nunca de radical pero está lejos de ser conservadora. Si esto es una característica positiva o negativa en el personaje, eso no lo sé, pero me pareció interesante leer la dinámica que se da entre los demás personajes y ella por este hecho. Imagino que si el personaje hubiese sido real y hubiese conservado su ímpetu infantil, o si hubiera estado en una posición de poder hubiera podido ser una gran influencia en su época.

     Por otra parte, creo que todos los demás personajes en comparación con Jane son un tanto irrelevantes y solamente sirven en cierta forma para desatar la acción en el personaje de Jane.

   La parte que en lo particular me molesto y desespero un poco fue la parte de la religiosidad. Me molestaba bastante el manejo de los preceptos moralistas-religiosos-conservadores de todos los personajes. Creo que en este sentido incluso el personaje de Jane cargaba un poco con ese defecto, aunque en mucho menor grado. Pero si creo que el rollo religioso moralista matizaba un poco de forma negativa a todos los personajes, tanto a los buenos como a los malos.

     Por ejemplo el personaje del señor Brocklehurst es descrito como un personaje con falsa superioridad moral debido a que ve en la caridad un negocio y a que pregona moralidad pero nunca la práctica. En contraste, St. John es descrito como alguien práctica y luego predica; y sin embargo ambos, aunque en diferente forma, se leen como si se sintieran con un sentido de superioridad moral que lejos de brindarles virtud se las restaba. Un poco como si estuvieran viendo al mundo y sus habitantes desde arriba de un pedestal. De igual forma, el personaje aparentemente más puro y bueno de la historia, el de Helen, me parecía un tanto desesperante su forma de hablar treatresca en demasía y por su pasividad ante su contexto. Pero bueno, también creo que dada la época y el lugar dónde se escribió la historia tiene mucho sentido.

     Ya para concluir, sobre el final, que creo que fue como en el punto donde estábamos un poquitín más dispersos. A mí en lo particular de entrada no me gustó mucho que digamos, sin embargo, me gusto algo que mencionó Oscar al respecto sobre que lo realmente chido del final es que aunque Jane tuvo su final de “y vivieron por siempre felices”, lo padre, o lo rescatable, fue que sí ocurrió así fue por su elección propia y no porque la sociedad, la moral o alguien más se lo dictara. Así que en cierta forma aun al final conservo su libertad.